AQUÍ COMIENZA LA HISTORIA

Plazoleta principal del Hotel.

Después de más de 240 años, una de las casas de Don Andrés de Madariaga y Morales, Conde de Pestagua, hoy convertida en el Hotel Boutique El Marqués, cuenta las historias de la época de la colonia. Esta identidad que se ve reflejada en sus muros, sus columnas y en especial en su fuente, enclavada en el centro de la plazoleta principal y que aún hoy conserva ese toque místico, romántico e histórico del antiguo imperio español.

Hoy la mítica ciudad amurallada adorna con su encanto, modernidad, magia y color los pasillos que durante años durmieron ocultos a  nuestra era.

DÓNDE SUS SUEÑOS SE HACEN REALIDAD

Salas de la casa del Conde.

Las salas de la casa del Conde tienen una gran armonía arquitectónica distintiva de la época dorada del imperio español. Adornadas con grandes ventanas que confieren una gran luminosidad y vista a la plazoleta principal, fueron esencialmente un lugar de paso para los visitantes y sirvieron como marco para las audiencias y grandes fiestas del Conde.

En la actualidad son el escenario perfecto para amenizar las celebraciones más importantes de nuestros huéspedes, brindando la misma magia, elegancia y distinción que el Conde ofrecía a sus invitados más especiales.

CONOCE UNO DE LOS SECRETOS DEL CONDE

La cava 

Uno de los secretos mejor guardados de Don Andrés de Madariaga, la cava que se asemeja a las antiguas cavas monásticas de la Edad Media, resguardó durante mucho tiempo las mejores reservas de vino provenientes de la Europa del sigo XVII. Un lugar de culto y celebración al cual solo podían ingresar las personas invitadas por el Conde en persona.

Después de más de dos siglos escondida, este místico lugar ha sido testigo de bodas y celebraciones realizadas por el Hotel y sirve aún como resguardo para los platos y vinos más representativos del Restaurante Mardeleva.

LOREM IPSUM DOLOR SIT AMET

Hotel espacio #4

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar. Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar. Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.